16 noviembre 2013

~Ausencia~

imageHe estado algo ausente y no me refiero sólo a lejos del blog sino también tengo la mente en otro lado. Como siempre, pasan cosas que nos superan y a veces no estamos preparados para enfrentarnos a esas situaciones, simplemente no las esperamos.

Dicen que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, ¡cuánta razón! Las señales estaban ahí y las ignoré.

Cuando me enteré el golpe fue tan duro que quedé en shock, fue impresionante. El rostro de mi hermana aún lo tengo presente y creo que eso fue lo que más me dolió, verla así.

No sé por qué me afectó tanto si, meditándolo, ya lo veía venir. Sabía que ocurriría tarde o temprano. ¿Quizá ocurrió más rápido de lo que esperaba?

Siempre he considerado a mi madre tan fuerte como un roble y verla derrumbarse de ese modo fue doloroso. La bomba de emociones estalló dentro de mí y no sabía qué estaba sintiendo exactamente ¿Tristeza? ¿Decepción? ¿Enojo? Después no sabía si lo sentía por mí, por mis hermanos o por mis padres.

El ambiente en mi casa se tornó tenso y no sabía cómo reaccionar.  Ya nada volvería a ser igual, no podría serlo porque a pesar de que quizá lo intentemos algunas cosas no se olvidan y los reproches saldrán a la luz. Añoré los días en que todo parecía sencillo. Feliz.

No podía evitar viajar al pasado, ver toda mi infancia y lo que siguió sin preguntarme cuánto de eso es una mentira. Si lo que vi era real o fue fingido. Sabía que no eran miserables aun con todos los problemas pero ahora también sé que no eran del todo felices.

Ver a mi madre tan decaída me afectó y aunque no quise mi estado de ánimo mermó. Demasiado en qué pensar. Estaba más distraída de lo normal. Ausente. Eso se vio reflejado no sólo en casa sino aquí en el blog. Había tantas cosas que quería escribir pero con la maraña de emociones no podía aclarar las ideas y plasmarlas como deseaba.

Ya me siento mejor como para volver a escribir. Pienso que fui egoísta concentrándome en mi propio “dolor” cuando realmente ni estaba siendo afectada directamente, quienes estaban resintiendo todo eran ellos con sus problemas, a mí sólo no me gustaba verlos así y en lugar de dedicarme a apoyarlos me sumí en mis pensamientos.

No importa lo que ocurra y lo que decidan seguirán siendo mis padres pase lo que pase. Ahora sólo espero puedan resolver sus asuntos, que de alguna forma ambos consigan la paz y la felicidad que merecen.

2 comentarios:

°|~¡Hola! Gracias por visitar mi blog n_n
Espero dejes tu comentario. Omite el SPAM por favor.
Tus comentarios son importantes para mí, siempre los leo aunque no lo responda, pero si tienes una duda, queja o sugerencia ten por seguro que te contestaré.~|°

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...